La Ciudad: Cuenca y su entorno

La ciudad de Cuenca, con una población que ronda los 55.000 habitantes, es la capital de una extensa y diversa provincia en la que La Mancha, La Sierra y La Alcarria ocupan un amplio territorio de economía fundamentalmente agrícola.

Con un tamaño medio, y en constante crecimiento, ofrece diversidad de paisajes y realidades urbanas donde lo histórico se concilia con el progreso y la naturaleza con lo urbanístico, para dar como resultado una ciudad única que, por sus características singulares, ha merecido ser inscrita entre las ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Consolidada como ciudad de servicios, aglutina aspectos diversos que van desde el atractivo cultural hasta el turístico, con un sello personal e indiscutible que la convierte en eje de lo que debe ser una ciudad universitaria: oferta cultural, dimensiones humanas, servicios completos, apertura al exterior, dinamismo...

En los últimos tiempos, Cuenca apunta la realidad de un marco idóneo que se confirma con los años: la evidencia de un crecimiento racional que supone el enriquecimiento de las más variadas ofertas funcionales, comerciales y de servicios sin que ello suponga menoscabo de lo que tradicionalmente ha supuesto su personalidad, esto es, su condición de ciudad histórica y cultural donde el equilibrio adquiere su pleno sentido.

En resumen, el entorno ideal donde el universitario puede encontrar una dimensión humana para su formación, pues concilia un contexto proporcional y lógico con los servicios demandados por una ciudad del siglo XXI.